Vecinas de Río Hurtado mejoraron sus habilidades con curso de gasfitería impartido por Sence

  • Se trató de 11 mujeres quienes  se atrevieron a aprender sobre un oficio que por lo general se asocia a los hombres. Además, adquirieron herramientas para desarrollar la actividad de manera independiente

Con esfuerzo y perseverancia, 11 mujeres de distintas localidades de Río Hurtado se capacitaron en Actividades de apoyo al gasfíter, donde obtuvieron herramientas y competencias básicas para desarrollar el oficio, y así adquirir mayor independencia para realizar trabajos independientes o bien, en el hogar.

Adilú López fue una de las participantes del curso, quien destacó los aprendizajes entregados, además de manifestar su satisfacción por considerárseles en este proceso de formación. “Yo lo encontré genial, el profesor era muy habiloso en la forma de enseñarnos, nos enseñó seguridad (…) muy bueno y uno aprende”, declaró Adilú.

Este curso de Actividades de apoyo al gasfíter fue logrado a través del Municipio de Río Hurtado, el cual postuló al programa Becas Laborales que impulsa el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, SENCE, adjudicándose dicha capacitación para así beneficiar a los habitantes de la comuna.

En este sentido, Freddy Aguirre, Alcalde (S) de la comuna, indicó que “fue un logro bastante grande haber obtenido esta capacitación porque es traer lo que son las capacitaciones del SENCE, porque tenemos una dispersión, una lejanía con los centros urbanos, por lo tanto, son herramientas difíciles de obtener para nuestra gente”.

En tanto, el Director Regional del SENCE, Carlos Covarrubias, destacó la motivación que mostraron las participantes, agregando que “es importante que los municipios se comprometan en todos los niveles con sus habitantes, preocupándose de que estén capacitados, y no solo en oficios tradicionales, sino involucrar a hombres y mujeres para que de una u otra manera, accedan a las mismas oportunidades, para que se perfeccionen y puedan desenvolverse tanto en el mundo laboral de manera dependiente, como independiente, o bien, aportando a la economía doméstica”.

Esta capacitación tuvo una duración de 128 horas, donde 11 mujeres y 2 varones aprendieron a realizar tareas de apoyo en la instalación y reparación de cañerías y tuberías para la correcta circulación de agua. Asimismo, contaron con asistencia técnica, y la entrega a cada participante de un subsidio de herramientas equivalente a $220.000, en donde se les entregó insumos como llaves de gasfíter, llaves punta corona, sopletes y sus recargas de gas, alicates distintos tipos, maquinas termo fusionadoras, sierras, cortatubos, taladros, y juegos de atornilladores, incluyendo cajas porta herramientas.