Docentes y estudiantes de la Universidad de San Juan se llevaron valiosas experiencias luego de su paso por Río Hurtado

Veinticinco ciudadanos argentinos componían la comitiva que visitó la comuna de Río Hurtado en un viaje destinado a compartir sus experiencias con la comunidad estudiantil. Docentes y estudiantes representantes de la Universidad de San Juan del país trasandino, escogieron esta comuna gracias a un convenio de cooperación entre la casa de estudio y la municipalidad limarina con el objeto de abordar las realidades en ambos países en ámbitos como el turismo y la educación, principalmente.

Intercambiar experiencias en estas áreas fueron los lineamientos que marcaron el paso de la comitiva por nuestra comuna. Jornadas en las que analizaron cómo abordar los desafíos en aumentar la tasa de turistas que podrían visitar la zona, triangular la información referente a los servicios preparados para los visitantes, como alojamiento, alimentación y lugares turísticos que sean atracciones para los potenciales turistas que se pretenden atraer y que este tipo de instancias ayudan a definir nuevos planes para atender estos desafíos pendientes y lograr que muchas más personas conozcan y visiten este valle mágico.

No fue solo turismo, sino que también la comitiva tuvo la oportunidad de compartir con estudiantes del Colegio Pichasca, quienes recibieron en sus aulas a los visitantes con el objeto de conocer en detalle, la modalidad de estudios y funcionamiento del sistema educativo, sobre todo en una localidad rural como lo es Río Hurtado. Motivados y participativos estuvieron los estudiantes y profesores argentinos ya que aportaron nuevas ideas, así como también sacaron lecciones que les permitirá replicarlos en sus labores desde Argentina.

“Cada día debemos estar más unidos, como dos naciones hermanas y el propósito de estos convenios es también dejar las puertas abiertas para que los jóvenes y más personas puedan visitarnos allá en San Juán y conozcan nuestra realidad y se darán cuenta que tan diferentes no somos, por el contrario nos une un clima similar y servicios que no se alejan para nada de la realidad de Chile”, fue la reflexión de Vanina Villegas, quien era una de las profesoras que viajó junto a la comitiva.

En cuanto a las impresiones del Alcalde Gary Valenzuela, el edil sostuvo que “nos quedamos muy felices por la participación y por la visita de esta comitiva que vino a entregarnos lo mejor de sí. Con muy buenos consejos, nuevas miradas y nuevas formas de hacer las cosas. Sin duda aprendimos mucho de ellos, pues tienen una trayectoria turística fundamental, sobre todo en San Juan que es una zona con una rica tradición rural, pues tienen viñas, parques y su actividad económica es bastante similar a la nuestra. Por lo mismo, debemos aprender mucho de ellos, sin embargo ellos también aprendieron mucho de nuestra comunidad y tanto es así que algunos estudiantes que nos visitaron, estudian Turismo y me señalaron que aquí en Río Hurtado muchas cosas se pueden hacer y que eso produjo que sus vocaciones pudieron nacer con más fuerzas luego de esta experiencia de intercambio”, destacó el Alcalde.

Luego de todo el trabajo desplegado, los visitantes tuvieron la oportunidad de conocer el Monumento Natural de Pichasca para vincularse aún más con las tradiciones de Río Hurtado. Paseo que los trasandinos disfrutaron mucho, sobre todo las rutas de trecking que caracterizan este sector. Y por supuesto tuvieron la oportunidad de probar la comida típica del Valle del Limarí para que en su regreso a Argentina, se llevasen lo mejor de este Valle Mágico.